En las areniscas de Jaizkibel se ha descubierto la mayor y más densa acumulación mundial de unas curiosas estructuras denominadas paramoudras. Se trata de formas esféricas o redondeadas de entre 2 y 3 m de desarrollo vertical y hasta 8 m de desarrollo horizontal. Estas masas aparecen siempre atravesadas por un canalículo de unos 5 mm de diámetro, en el que a veces aparece conservada una estructura menor que se ha denominado espícula. Estas masas resaltan fuertemente sobre los estratos de arenisca al ser mucho más resistentes a la erosión que la roca encajante.

IMG_1021

La hipótesis de trabajo propone que, durante la sedimentación, un grupo de invertebrados excavaron galerías en el fondo marino. Estas perforaciones funcionarían como canales durante la transformación del sedimento en roca (diagénesis) permitiendo la circulación de flujos acuosos ricos en sílice procedente de la disolución de los granos de cuarzo. Esta sílice iría precipitando en la periferia de los canales, de forma progresiva, formando unas concreciones o nódulos silíceosmasivos que envolverían el canalículo central.

  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras
  • Paramoudras